El turismo, una vaca a la que ordeñar vía incremento de impuestos y tasas

La secretaria de Estado de Turismo de España, Isabel Borrego, declaró el 25 de enero de 2013 que “el Gobierno aspira a reducir el IVA al sector turístico si la situación económica lo permite, cumpliendo así con su compromiso electoral en el que prometía una fiscalidad especial para el turismo”. Borrego dijo que compartía con el sector turístico la petición de un “IVA superreducido”, aunque insistió en que, como ya señaló el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, es necesario que la economía mejore.

¿Y cuándo mejorará la situación económica?

El pasado 30 de enero, el presidente de Vueling y del Círculo de Economía, Josep Piqué, apuntó que la recuperación de la economía española no se prevé hasta el año 2016 debido a los desequilibrios acumulados antes y durante la crisis, que aún deben digerirse.

“Por lo que estaremos hablando de una década perdida desde el punto de vista del crecimiento, con graves consecuencias sociales como el elevado número de parados”, dijo Piqué.

El que fuera ministro de Industria añadió que “la palanca para salir de la crisis vendrá del exterior: de las exportaciones y del turismo“. Y es que “el turismo ha sido y seguirá siendo una palanca importantísima en la economía española”, remarcó. Ver la noticia Josep Piqué: Vueling gana dinero porque es transporte commodity y un producto diferenciado a la vez.

¿Y por qué no lo hacemos al revés?

Grecia, Portugal e Irlanda son tres países que, a pesar de haber sido rescatados por la Unión Europea, el FMI y el Banco Central Europeo, han bajado el IVA para los hoteles o mantienen tipos reducidos de este impuesto para el alojamiento turístico. Ver Cuando España piensa en subir el IVA… Grecia, Irlanda y Portugal lo bajan.

El turismo no lo aguanta todo

La semana pasada, el vicepresidente ejecutivo de la Alianza para la Excelencia Turística (Exceltur), José Luis Zoreda, advirtió que, aunque el sector turístico parece “ajeno e inmune” a la situación económica actual, no es un “flotador” que lo aguante todo.

Zoreda puntualizó que el turismo español ha tenido en 2012 “luces y sombras”. Y es que ha habido “políticas contradictorias”, como el incremento de tasas aeroportuarias, la subida de IVA u otras actuaciones como la reducción del programa del Imserso. Ver también Hoteles participantes en el Imserso sufren caídas de ocupación superiores al 15%.

Más impuestos y más tasas

Ya lo ven. Tenemos un Gobierno que aprieta las clavijas al turismo para recaudar más impuestos y así sanear las cuentas públicas. En cambio otros tres países optan por lo contrario, bajar el IVA para incentivar la llegada de turistas y así mejorar los ingresos.

El problema es que no sólo es la subida del IVA y de las tasas aeroportuarias. Cada vez más administraciones locales y autonómicas ven al turismo como una vaca a la que ordeñar, como dijo el pasado 11 de enero el consejero delegado de Hesperia, Javier Illa.

En numerosos destinos, las empresas -en su mayoría pymes que viven de la actividad turística ven como año tras año les suben desproporcionadamente los impuestos y tasas relacionados con el agua, las basuras, la luz, las terrazas en la vía pública, el IBI, las licencias de actividad obligatorias para poder ejercer…

Resultado: las empresas turísticas cada vez están más estrujadas. La simple supervivencia supone un acto heroico diario. Y si ellas mueren, no habrá ni turismo, ni ingresos, ni empleo.