Tasa turística: sólo es cuestión de tiempo que se implante por toda España

blogtur xavier canalisYa no es una cuestión de si otras comunidades autónomas acabarán copiando a Cataluña e implantarán una tasa turística, sino de cuándo lo harán. Y es que numerosas administraciones ya se han puesto en contacto con la Generalitat para recabar información sobre cómo ha sido desplegado el nuevo impuesto por pernoctaciones y qué resultado está obteniendo.

Como se recordará, el pasado noviembre entró en vigor en Cataluña un nuevo impuesto por pernoctaciones que debe pagar el cliente que se aloja en establecimientos reglados, sean hoteles, apartamentos turísticos, cámpings o casas rurales.

Gracias a este nuevo tributo, la Generalitat prevé que recaudará cerca de 45 millones de euros durante 2013. De dicho importe, el 28% se destinará íntegramente a financiar acciones de promoción turística. Ver Cataluña dispondrá de 12,6 M € para márketing gracias a la tasa turística.

tasa_turystica_cataluya

Tal como apuntábamos en otro artículo de análisis publicado en la Comunidad Hosteltur en abril del año pasado, lo más probable es que, tarde o temprano, el impuesto turístico de Cataluña se extienda por otras comunidades autónomas. Y ello será debido a tres razones básicas:

1.- Las ideas que funcionan tienden a copiarse. En Cataluña la nueva tasa nació con el apoyo de todas las fuerzas políticas y la aceptación por parte de los empresarios (ver también la noticia Tasa turística catalana: el sector la acepta finalmente por “responsabilidad hacia el país”).

2.- Las administraciones públicas se están quedando sin dinero. Gobierno central, comunidades autónomas y ayuntamientos han sacado la sierra mecánica para ajustar costes y los recortes de gastos en turismo están a la orden del día.

3.- Los propios empresarios pedirán el impuesto turístico para financiar la promoción. Cuando el sector vea que los presupuestos de promoción de su comunidad autónoma o destino caen hasta un 50%, serán las propias asociaciones empresariales las que reclamarán como “mal menor” la implantación de una tasa turística en sus respectivas comunidades.

Peticiones de información

Ahora sabemos que varias administraciones autonómicas, incluidos destinos líderes, han solicitado a la Generalitat que les informe acerca del reglamento y los detalles jurídicos del nuevo impuesto turístico catalán que pudo ser consensuado con el sector privado.

Y es que a diferencia de la fracasada ecotasa balear (que desde el principio fue rechazada por el sector privado y sólo estuvo en vigor durante 2002 y 2003) en la comunidad catalana el nuevo tributo ha contado con la aprobación tácita del empresariado.

Felip Puig, consejero de Empresa de la Generalitat, recuerda que “otros países ya aplican la tasa turística” y que la implantación de este nuevo impuesto en Cataluña “redundará en más recursos para la promoción turística, pues no olvidemos que nos movemos en un entorno de déficit fiscal“.

Además, del total de la recaudación del nuevo impuesto, un 70% se destinará al llamado Fondo de Fomento del Turismo, que será gestionado por la Generalitat aunque bajo los auspicios de una comisión donde participan administraciones públicas y sector privado.

Gaspart: “No ha habido ni el más mínimo problema”

Por otra parte, el presidente del consorcio Turisme de Barcelona, Joan Gaspart, también ha revelado que otras instituciones de España le están pidiendo asesoramiento para implantar un sistema similar a la tasa turística.

Según explica Gaspart, el nuevo tributo por estancias ayudará a compensar la caída de ingresos derivada de la supresión de las cuotas camerales obligatorias, ya que Turisme de Barcelona está participada por la Cámara de Barcelona y el Ayuntamiento.

Gaspart indica que la recaudación ingresada por la tasa será superior a los ingresos que tenía Turisme de Barcelona por las cuotas camerales: unos 2,5 millones de euros frente a 2 millones.

“Volvería a apoyar la tasa. Todos los que dijeron que era un error han visto que no ha sido así, porque no ha habido ni el más mínimo problema, ni una queja”, ha manifestado Joan Gaspart.

Ver también lo que vaticinó el propio Gaspart el pasado noviembre, durante la feria WTM: Más comunidades autónomas también implantarán la tasa turística. Y es que el impuesto por pernoctaciones de Cataluña será un “banco de pruebas” para el resto de España, ya remarcó entonces.

Lo dicho, la cuenta atrás ha comenzado.