Marca España: sun, sex and sangria

blogtur xavier canalisUn estudio de Turespaña constató hace ya algunos años que, en los mercados emisores extranjeros, la marca España evoca inmediatamente, por este orden, los conceptos “ocio”, “turismo”, “fiesta” y “gastronomía”. Quizá algunos añadirían “Spain: sun, sex and sangria”.

Un video emitido a través de La Sexta (también puede verse en Youtube) refleja que estos tópicos no pierden ni un ápice de fuerza, para bien y para mal.

Ya les aviso que este video no tiene nada que ver con un reportaje mucho más escabroso que emitió recientemente la televisión pública británica. Ver Sexo y turismo de borrachera, el video de la BBC sobre Magaluf.

En esta ocasión, un simpático reportero se pasea por las playas de Mallorca preguntando a sus compatriotas alemanes por qué hacen cosas que en Alemania no se atreverían a hacer: consumir combinados alcohólicos a lo grande, ir disfrazados, llevar sandalias con calcetines… Todo muy guiri, vaya.

Algunos quizá se escandalizarán tras ver este video. Yo no. He preferido reirme. Sobre todo cuando sale un joven alemán al final del reportaje y le piden que sitúe Mallorca en un mapa de España… Es desternillante. Pueden ver el video con subtítulos en español en esta misma página.

Volvamos al asunto de los tópicos. Desde hace décadas, estamos vendiendo una idea muy sencilla pero que ha demostrado ser tremendamente eficaz: venga a España a pasárselo bien, a olvidar por unos días su fría existencia en la fría Hamburgo.

Sí, España también tiene que vender esos productos de valor añadido que todos conocemos: turismo cultural, congresos, turismo activo, etc.

Pero oigan, no seamos fariseos. Si la marca España evoca automáticamente “ocio”, “turismo”, “fiesta” y “gastronomía”, es lógico que cada año aterricen millones de personas en nuestro país buscando precisamente eso.

De hecho, la campaña oficial “I need Spain” incluye entre sus anuncios uno que vincula claramente España con el concepto “fiesta”. En dicho anuncio aparece un grupo de gente guapa, joven y cosmopolita en la terraza de un hotel, justo cuando comienza a amanecer, y el eslogan dice: “Aquí las fiestas siempre acaban temprano”.

Y en todo caso, a parte de esos guiris que salen haciendo el tonto por la televisión, también vienen otros muchos millones de turistas que visitan museos, asisten a congresos, recorren senderos, etc.

Como apuntábamos en el reportaje  Fiesta: un arma de doble filo para España, la “fiesta” es un recurso intangible clave de la marca España, muy poderoso, que permite posicionar la oferta turística e incluso relanzar negocios y destinos.

Pero será necesario encontrar el justo equilibrio. Porque si nos pasamos con la fiesta, los destinos acaban especializándose en turismo de borrachera y surgen fenómenos como el rechazo social al turismo o turismofobia. Y claro, a destinos de ese tipo dejan de ir los otros turistas, los que van a los museos, a los congresos y a recorrer los senderos.

ACLARACIÓN.- Desde el departamento de comunicación de La Sexta nos confirman que este reportaje ha sido producido por una productora española para el programa de TV El Intermedio de La Sexta. No se trata por tanto de un reportaje emitido en ninguna televisión alemana, sino de una broma, donde el presentador se hace pasar por el reportero de una TV alemana.  En todo caso, los testimonios son reales. El logo FTL que aparece en la esquina superior izquierda es ficticio: no existe la televisión alemana FTL.