Noticias, análisis e informes / Blog de Xavier Canalis

Hiperlujo: llega la apuesta por la personalización y la experiencia estética

EL PAISEL PAÍS.- “Cuando el lujo dejó de ser un privilegio de las clases altas, se convirtió en un concepto relativo: ahora se le añaden etiquetas como accesible, intermedio…”, explica el profesor y consultor de marcas Jean Noel Kapferer.

“Utilizamos el concepto de hiperlujo para referirnos a la extravagancia en productos, servicios y precios. Pero sobre todo estamos apelando a cierto tipo de comprador: con criterio y un sentido del gusto formado. No se trata de llevar el reloj con más diamantes, a veces es todo lo contrario”, añade.

First Class 1

Al parecer, para entrar en esta categoría, las firmas no solo deben ofrecer objetos con calidades exquisitas o precios desorbitados. El rasgo básico del hiperlujo es la personalización del producto y la experiencia estética individual.

Poco a poco, el consumo desenfrenado de logos que siguió al boom económico de Asia y ciertos países del Este se ha ralentizado y ha ido dejando paso a un tipo de lujo más discreto, individual y hedonista.

Noticia original >> Hiperlujo, la respuesta al lujo democrático
Fuente: El País.

ARTÍCULOS RELACIONADOS:
Los nuevos hoteles de lujo priman la experiencia por encima de la abundancia
Hoteles de lujo: las marcas top que más crecen
Tendencias en hoteles de lujo: Bulgari, Versace y Armani desconocen la crisis