El turismo de masas mata la Venecia real

EL PAISEL PAÍS.- La explotación salvaje del turismo de masas”, sostiene un vecino de Venecia, “le ha robado el alma a la ciudad”. “En la zona de Rialto, hace veinte o treinta años, vivían venecianos que vendían a otros venecianos el pan, la verdura, el pescado, y talleres donde se ofrecía artesanía auténtica ­–collares de cristal de Murano, máscaras hechas a mano según las enseñanzas de padres y abuelos– a viajeros que sabían lo que compraban y lo que debían pagar por ello”.

“Aquella Venecia ya no existe. No sabe cuánto lo siento, pero ha llegado usted cuarenta años tarde. Todos aquellos negocios fueron cerrando y en su lugar abrieron tiendas de bisutería para el turismo”.

“Venecia se ha convertido en Disneylandia. Un parque temático donde, al precio de un euro, unos chinos venden a otros chinos máscaras venecianas fabricadas en China”.

A mediados del siglo pasado, Venecia contaba con 174.000 residentes y ahora apenas llega a los 57.000.

Noticia original >> Muerte de Venecia.
Fuente: El País

ARTÍCULOS RELACIONADOS:
Barcelona podría sucumbir al Síndrome de Venecia
La limitación a los cruceros en Venecia, suspendida