Perspectiva turística 2015: brutal guerra de precios en el Mediterráneo

Xavier Canalis

Xavier Canalis

Análisis/ La crisis económica que se desató en 2008 en EEUU y Europa tuvo una repercusión directa sobre el sector turístico español. Ese año, la llegada de turistas extranjeros a España cayó un 2,5%, descenso que se agravó en 2009 con una contracción del 8,8%. Pero a partir de 2010, dicho indicador ha crecido de manera ininterrumpida. ¿Qué podemos esperar para 2015? Hay dos factores clave, básicos, a tener en cuenta, y no son otros que la oferta y la demanda.

Cabe recordar que España alcanzó, por primera vez desde que existen registros, la cifra de 58,3 millones de turistas internacionales en los primeros diez meses del año, lo que marca un crecimiento del 7,5% respecto al mismo periodo de 2013, según la encuesta oficial Frontur.

De hecho, el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha avanzado que este año se alcanzarán los 63 millones de turistas extranjeros.

Es decir, el período 2010-2014 habrá significado un lustro de crecimiento ininterrumpido en la llegada de turistas. ¿Pero será capaz España de mantener tasas de crecimiento tan intensas como las que hemos visto este último año?

Nubarrones

Lo cierto es que el incremento en la llegada de turistas a España a partir de 2011 ha coincidido con una recuperación progresiva en las economías europeas, sumada al efecto Primavera árabe que dejó fuera del mercado a varios destinos turísticos.

En cambio, el año 2014 se cierra de nuevo con nubarrones en las economías europeas. En el tercer trimestre, Alemania y Francia evitaron por los pelos caer en recesión.

Ver también Alemania pilla un resfriado, ¿el turismo español cogerá una gripe? así como La economía de la eurozona creció apenas un 0,2% en el tercer trimestre.

De hecho, el turismo de congresos y convenciones se enfrenta a un año 2015 con más dudas que certezas y mucha volatilidad, según el informe de la feria EIBTM, donde no se descarta que Europa entre en deflación. Ver Tendencias 2015 en congresos y convenciones: optimismo a la baja.

¿Y qué pasa por el lado de la oferta?

Ocurre que varios destinos del Mediterráneo (Túnez, Egipto, Grecia) están dejando atrás los problemas que atravesaron en años anteriores debido a situaciones políticas y económicas muy inestables.

Ver también Egipto: la recuperación se consolida así como Destinos rivales avisan en WTM: España lo tendrá más difícil en 2015.

españa y destinos competidores

Y el Mediterráneo es precisamente una de las regiones con más competencia turística del mundo. “Hay tres millones de camas compitiendo en un estrecho margen de precio y con una sensibilidad enorme a cualquier movimiento de tipo económico, fiscal, social, y por tanto, con una enorme sensibilidad a cualquier noticia”, recordaba el presidente de la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM), Aurelio Vázquez, en la feria World Travel Market de Londres.

En suma, las señales están ahí: la demanda probablemente va a enfriarse debido a la incertidumbre económica en los mercados emisores europeos, mientras que la oferta se restablece en los destinos competidores del Mediterráneo.

Y todos sabemos lo que ocurre cuando en un mercado cae la demanda y sube la oferta. En 2015 podríamos presenciar una guerra de precios brutal.