Análisis de la feria ITB 2015

Xavier Canalis

Xavier Canalis

Análisis/ Un año más he tenido el privilegio de asistir a la feria turística ITB de Berlín, que se celebró la semana pasada, como enviado especial de HOSTELTUR. Cabe decir que el sector turístico español acudió a dichas jornadas con altas expectativas gracias a la fortaleza que muestra el mercado emisor alemán en 2015, que se añade a la buena salud que también luce el Reino Unido.

Sin embargo, es necesario girar la cabeza y mirar también lo que está sucediendo en otros destinos competidores del Mediterráneo Oriental, afectados tanto o más que España -en proporción- por la caída del mercado ruso.

Por ejemplo, destinos como Grecia, Egipto, Turquía y Croacia reconocen abiertamente en la ITB que en 2015 van a sufrir una contracción importante en la llegada de turistas rusos.

Resultado: decenas de miles de plazas que en veranos anteriores se reservaban para viajeros de Rusia están ahora huérfanas.

Y para llenar ese vacío, los destinos competidores del Mediterráneo Oriental no sólo van a desplegar campañas de promoción más intensas en los mercados emisores de norte y centro de Europa, sino que seguramente llevarán a cabo políticas de descuentos muy agresivas en las próximas semanas y meses.

itb berlin 2015

Entrada a la feria turística ITB de Berlín

 

El punto de inflexión clave puede ser la feria MITT de Moscú, que se celebrará del 18 al 21 de marzo. Inmediatamente después de esa fecha podría desatarse una guerra de precios, si se acaban de confirmar las malas expectativas del mercado emisor ruso para 2015.

Por tanto, y pese a la fortaleza que muestran mercados emisores como Alemania y Reino Unido en 2015, no está del todo claro que la industria turística pueda subir mucho los precios medios, tras años de modestos beneficios, según han apuntado varios analistas en la ITB de Berlín.