Crónica desde el planeta Benidorm

Xavier Canalis

Xavier Canalis

Belén Esteban, los jubilados del Imserso y los rascacielos son los estereotipos que identifican a Benidorm. Hagan la prueba con sus familiares y amigos. Pero -tras haber permanecido allí apenas 48 horas- les juro que hay mucho más.

Viajé a Benidorm, en coche desde Barcelona, el pasado martes 10 de mayo. Como periodista de HOSTELTUR, debía pronunciar el miércoles una charla sobre “Millennials y Turismo”, en un acto organizado por la Cátedra de Estudios Turísticos Pedro Zaragoza de la Universidad de Alicante.

Aprovechando el desplazamiento, el martes por la tarde concerté entrevistas con Antonio Mayor, presidente de HOSBEC, la patronal hotelera de Benidorm, y Leire Bilbao, directora de Visit Benidorm.

Les avanzo un par de cosas. Los hoteleros encuentran a faltar cierta “valentía política” para modificar el plan urbanístico de Benidorm y volver a permitir más alturas en la ciudad, evitando la “ciudad dispersa”. Y por otro lado, es sorprendente ver lo lejos que puede llegar un organismo de promoción cuando tiene una gestión público-privada.

Tras las entrevistas, un largo paseo por las playas de Levante y de Poniente me ayudó a despejar las ideas y a tomar conciencia del “Planeta Benidorm”.

benidorm playas

Y es que cualquiera que aterriza en esta ciudad inmediatamente percibe su extraordinaria diversidad.

Claro que hay jubilados, pero también ves tipos extravagantes llenos de tatuajes; parejas jóvenes con sus mascotas; familias con niños; personas con movilidad reducida que se desplazan en scooters eléctricos; chicos gays; despedidas de soltero/a; grupos de amigos/as de mediana edad que han venido desde Reino Unido y disfrutan de sus cervezas en pubs ingleses o van de tapas por el casco antiguo; algún hippy que parece salido de los años 60… Y todos son turistas.

Ese día al atardecer, grabé con mi smartphone un videoblog con mis primeras impresiones y varias imágenes de la ciudad.

Cené en un restaurante indio (en Benidorm es increíble la cantidad de restaurantes de todo tipo que hay) pero como estaba solo regresé al hotel. Así que no salí a conocer “la noche de Benidorm”, de la que me hablaron varias personas al día siguiente.

El miércoles por la mañana tuvo lugar la citada jornada sobre Millennials, donde coincidí con Nuria Montes, secretaria general de HOSBEC, y el senador por Alicante, Agustín Almodóbar, vecino de Benidorm y portavoz de Turismo en el Senado por el PP. También estaba allí Jimmy Pons, quien nos explicó su nuevo rol como propulsor de innovación en BlueBay Hotels.

jornada millennials en Benidorm

Tras mi charla (ver también Informe Hosteltur: Millennials y turismo), tuve la ocasión de entrevistar a Tomás Mazón, profesor titular de Sociología del Turismo que dirige la cátedra de Estudios Turísticos Pedro Zaragoza de la Universidad de Alicante.

“Benidorm tiene casi 40.000 plazas hoteleras y ningún hotel ha cerrado durante la crisis. Los hoteleros saben el terreno que están pisando y todos reinvierten en la ciudad. No se van a otros países. Saben que Benidorm va a funcionar”, me explicó Mazón. Y atención, porque “Benidorm recibe casi tantos turistas como Brasil“. La entrevista completa saldrá publicada en breve en HOSTELTUR.

En la misma jornada tuve la suerte además de conocer a Juan Díaz, geógrafo y conocedor de los entresijos de Benidorm, que junto con otras personas participa en un grupo de tertulias semanales llamado “Los cafés del Meliá”, donde se reúnen hoteleros, empresarios, periodistas locales, sindicalistas, artistas, expertos del Turismo, historiadores…

Y ese día precisamente, en lugar de tener cita en el hotel Meliá de Benidorm, tenían una comida-reunión en el Centro de Turismo, escuela de formación de hostelería que pertenece a la Generalitat Valenciana.

Así que, echándole un poco de morro, me autoinvité y Juan, muy amablemente, hizo las llamadas oportunas para que me franquearan el paso en tan selecta reunión de notables de Benidorm.

Y la de cosas que me enteré allí… Pero eso ya lo explicaremos en un segundo post.