Amontonar piedras ¿moda inocente de los turistas o peligro real para los destinos?

La VanguardiaLA VANGUARDIA.- La absurda moda de amontonar piedras a modo de escultura se ha extendido por todo el archipiélago de Baleares. Una tendencia de la que escapan pocas playas y que preocupa a los ecologistas.

Las autoridades de las islas tampoco se muestran indiferentes y alertan del peligro que supone una tendencia tan en boga que algunos comparan ya con otra disparatada costumbre: la de colocar candados en los puentes más famosos de algunas ciudades como muestra de amor entre las parejas.

Como este caso, la moda se ha propagado y muchos turistas la reproducen a diario lo que otros hacen ajenos a su significado o simbolismo. La única intención es dejar huella y testimonio de sus vacaciones.

Cúmulos de piedras cerca de Cales Morts, entre las playas de Binimel·la y Pregonda, en Menorca (Karlos Hurtado / IMAGEN DIARIO MENORCA)

Cúmulos de piedras cerca de Cales Morts, entre las playas de Binimel·la y Pregonda, en Menorca (Karlos Hurtado / IMAGEN DIARIO MENORCA)

Noticia completa: La fiebre por amontonar piedras sube sin control en parajes vírgenes de Baleares.
Fuente: La Vanguardia