Factores disruptivos en turismo: tendencias de futuro

Xavier Canalis

Xavier Canalis

El Diccionario de la Real Academia Española define la “disrupción” como “rotura o interrupción brusca”. Y bajo este significado, últimamente se viene hablando mucho de varios factores “disruptivos” (“que producen disrupción”) los cuales estarían transformando la industria turística de arriba a abajo.

Volví a escuchar la palabra mágica “disrupción” el pasado 11 de octubre, durante una video-conferencia organizada por la compañía Amadeus desde Londres.

En dicha presentación, el doctor Graham Floater, de la London School of Economics and Political Science, ofreció unas pinceladas sobre el informe “Travel distribution: the end of the world as we know it?” (El futuro de la distribución: ¿el fin del mundo tal y como lo conocemos?).

El citado informe se puede descargar como documento PDF al final de esta noticia. Ver también La distribución turística se queda atrás frente a la revolución del consumo. El siguiente vídeo de un minuto sintetiza las claves del informe.

De acuerdo con los autores de dicho informe (basado en estadísticas, investigaciones académicas, entrevistas a 37 directivos de la industria turística, etc), hay cinco factores que inciden directamente sobre la actividad turística y van a moldear la industria en los próximos años.

Dichos factores son: las expectativas de los consumidores; internet móvil; la inteligencia artitifical y el big data; las regulaciones legales y normativas; así como una mayor percepción de los riesgos a la hora de viajar.

Esos cinco factores disruptivos a su vez podrán señalar nuevos caminos a la industria turística. Y hay varios itinerarios posibles. Pero atención, porque el coordinador del informe dejó bien claro durante la video-conferencia que no está claro qué direcciones se tomarán finalmente o cuáles acabarán consolidándose.

disrupcion

Posibles caminos

Por ejemplo, entre esas posibilidades futuras la aviación podría optar por una apuesta muy a fondo para aumentar la venta directa; la hotelería podría adaptarse a la supuesta economía compartida y/o aumentar los procesos de fusión de grandes cadenas hoteleras; las agencias de viajes online y físicas también podrían dirigirse hacia una fase de consolidaciones y/o de nuevos modelos híbridos…

Y gigantes tecnológicos como Google, Facebook, etc (que cada vez más prestan atención al consumo de viajes) podrían apostar por los asistentes virtuales y/o por fusionar las redes sociales con la realidad virtual.

Pues bien, algunas de estos “caminos del futuro” de los que habla el citado informe en realidad ya han comenzado a ser transitados por varios actores. Pueden ver por ejemplo estas noticias recientes que hemos publicado en HOSTELTUR:

Que esos caminos se transformen en autopistas o queden abandonados en el olvido sólo el tiempo lo dirá.

El informe se puede descargar como documento PDF haciendo click sobre el siguiente enlace: lse-report-travel-distribution-the-end-of-the-world-as-we-know-it