El calentamiento global hace posibles nuevos cruceros turísticos por el Ártico

HOSTELTUR.- El Paso del Noroeste, entre Canadá y el Polo Norte, es de una de las rutas marítimas más complicadas del mundo para los cruceros por las dificultades logísticas que entraña.

Cada verano, cuando el hielo se deshace lo suficiente para permitir la navegación –gracias al cambio climáticotan sólo 10 barcos (la mayoría de pequeño tamaño, con un centenar de personas) se atreven a transitar por ella, zigzagueando entre islas, penínsulas, canales y fiordos, haciendo escala en remotos poblados inuit.

El verano pasado, la ruta fue por primera vez completada por un crucero de grandes dimensiones de la naviera Crystal Cruises, el Crystal Serenity, con 1.070 pasajeros a bordo. Y este año volverá a hacerlo, en una viaje no exento de polémica.

Artículo completo: El crucero por el Ártico que el cambio climático ha hecho posible
Fuente: Hosteltur